Emprendimiento Cultural, el concepto

Publicado el: octubre 19th, 2011

La Red de Investigadores para el Emprendimiento y la Economía de la Cultura está definiendo el concepto de Emprendimiento Cultural.

Propuesta incial

El emprendimiento cultural es una actividad de apropiación de los valores simbólicos e intangibles de una sociedad para crear diversas maneras de representación plasmados en bienes y servicios culturales, a través de procesos económicos basados en el riesgo, la creatividad y la innovación, que en su conjunto deben permitir la consolidación de una idea de negocio, empresa u organización.

La Red de investigadores en Emprendimiento y Economía de la Cultura del ministerio de Cultura, está conformada por:

. SENA
. Colciencias
. CERLALC
. DANE
. SCRD
. Investigadores independientes
. Universidad Fundación aréa andina de Valledupar
. Universidad ICESI
. Universidad EAFI
. Universidad Javeriana
. Universidad Pedagógica Nacional
. Universidad de los Andes
. Universidad de Antioquia
. Universidad del Valle
. Universidad Nacional de Manizales
. Universidad EAN
. Universidad del Rosario
. Universidad de Caldas
. Universidad Nacional de Manizales
. Universidad Tecnológica de Bolívar

 

Publicado en Foros


  • José María Leiton dice:

    Esperamos sus comentarios

  • El emprendimiento cultural es una actividad que incorpora los valores tangibles e intangibles de una sociedad como bienes y servicios culturales, que en su conjunto pueden permitir la generación y organización de una idea que se consolide en negocio, empresa u organización cultural

    Esta propuesta se presenta con la motivación de que sea una noción que permita trabajar. Estuvimos de acuerdo con la misma el equipo de la red de universidades Bogotá así.
    UR: Beatriz Rodríguez, Orielly Simanca, Juan Pablo García, Patricia Roncancio y Johanna Mahuth Tafur
    EAN: Milena Bautista

  • Gina Ruz Universidad Tecnológica de Bolívar dice:

    La propuesta del L+iD de la Universidad Tecnológica de Bolívar es:

    El emprendimiento cultural es una actividad (individual o colectiva) de apropiación de los valores simbólicos –de origen tangible e intangible- de una sociedad, que tiene como propósito crear y recrear diversas formas de representación plasmadas en bienes y servicios culturales, mediante procesos económicos y sociales –mercadeables o no- basados en el riesgo, la creatividad y la innovación. Estas actividades, en su conjunto, aspiran a la consolidación de una vocación, una idea de negocio, empresa o colectividad identitaria.

  • Buenos dias, me encuentro interesado en participar en esta red, como puedo vincularme por favor.
    Felipe Gonzalez

  • Luz Adriana Maya Universidad de los Andes dice:

    Considero imprescindible añadir “PARA EL DESARROLLO LOCAL”, y esto por las razones que expondré en seguida:

    1. Porque el bien con el cual se pretende construir empresa, negocio o industria cultural es ante todo un bien específicamente ligado a la memoria histórico-cultural de la nación. Es un bien cultural en primera instancia. Dicho bien, también puede a su vez ser bien cultural patrimonial y hallarse incluso en las listas de los Planes Especiales de Salvaguarda, en la lista de patrimonio nacional, o en las específicas de Planes Especiales de Manejo y Patrimonio. De tal manera que es imprescindible conocer la legislación cultural y patrimonial colombiana para acertar en la conceptualización del bien cultural como una mercancía sui generis ampliamente legislada y protegida legislativamente en muchísimos casos. Dicha legislación además contribuye con sus definiciones a esclarecer los límites y posibilidades de la mercantilización de cada bien.

    2. El emprendimiento cultural y el desarrollo local. Es esencial a mi entender delimitar el concepto de emprendimiento cultural en función del mejoramiento de la calidad de vida de todas y todos los/las colombianos/as. El desafío del emprendimiento cultural, a mi modo de ver, ha de tener una orientación de política de Estado y en consecuencia de políticas públicas, que propenda por la vinculación directa entre Cultura y desarrollo. Con la completa claridad relativa a que los esfuerzos de todos los sectores involucrados con la cultura, sean éstos públicos, privados, itnernacionales, mixtos o de cualquier otra índole, han de ser convergentes en el propósito del mejoramiento de la calidad de vida y del bienestar, y de la lucha contra la pobreza y toda forma de exclusión y discriminación. Por lo tanto, el tema del desarrollo local en función de las contingencias globales y nacionales, por supuesto, me parece neurálgico. Por último es sustancial, creo, incluir en la definición de emprendimiento cultural para el desarrollo local, la perspectiva que ofrece el concepto de apropiación social del patriminio.

  • Monica Sepulveda Universidad de Antioquia dice:

    Desde mi perspectiva el discurso del emprendimiento cultural esta ligado a la relacion economia-cultura, y a pensar la cultura como recurso. Por tanto, pienso que el tema de emprendimiento cultural es un discurso que propone pensar el desarrollo de procesos desde la generacion de negocios, alli ha estado su énfasis, desde una mirada admministrativa y gerencial, por tanto creo que así se acomode el discurso, a mi parecer habría que diferenciar el servicio cultural, la empresa cultural de los derechos culturales, de la cultura como derecho, y allí habría que profundizar desde qué paradigma estamos pensando el asunto, porque si estamos hablando de patrimonio, de bienes simbólicos o de creación, eso debe estar mas relacionado con políticas culturales que garanticen la sustantivacion de la cultura. Ahora bien, si hablamos de desarrollo desde qué referente estamos hablando? si desarrollo como crecimiento económico o si desarrollo como dimensión humana? Personalmente, pienso que si estamos hablando de emprendimiento estamos hablando de economía, es decir, me parece muy peligroso que en materia de cultura donde estamos haciendo enfasis es en la mirada neoliberal de la cultura como recurso y no en los derechos de tercera generacion, en asuntos que son más nodales para el pais.

  • Creo que el tema es bastante interesante, pero creo que no lo podemos definir como emprendimiento cultural, pues se nos quedarían por fuera aquellas acciones que llevan ya algún tiempo de haber sido establecidas , que han mostrado su eficacia y que por lo tanto ya pasaron la zona que se ha venido asociando, en Colombia, como zona de inicio de empresas u organizaciones.

    El proyecto Global Entrepreneurship Monitor define cuatro tipo de situaciones genéricas:

    1. Empresario o emprendedor potencial, que es aquel que todavía no ha empezado su actividad, pero la está considerando como una opción potencial valida
    2. El empresario o el emprendedor naciente, que es aquel que está entre los cero y los tres meses de hacer reconocimientos salariales o en especie , bien sea para el o para sus funcionarios
    3. El nuevo empresario que es aquel que está entre los 3 y los 42 meses de hacer reconocimientos salariales o en especie
    4. El empresario establecido que es aquel que tiene más de 42 meses.

    Por las anteriores consideraciones creo que debemos referirnos bien sea a la Industria cultural o al sector cultural y no solo al emprendimiento cultural. UNESCO usa el termino industria cultural.

  • carlos dice:

    un saludo cordial creo que colombia tiene mucho talento y ya se reconoce mirando le porcentaje de empresas en el sector.

  • Paula Nathalia Matallana UNAL Manizales dice:

    La formación en emprendimiento cultural podría estar definida como los procesos que incluyen la creatividad, capacidad de gestión e innovación, la articulación de conceptos y experiencias para la formulación de ideas que se transformen en acciones creativas, que se articulen a la diversidad cultural, que permeen las dinámicas socioculturales de las distintas comunidades, que fomenten el diseño y la creación de políticas culturales y que a su vez fortalezcan los procesos económicos y sociales en donde tienen incidencia.
    La formación en emprendimiento cultural debe buscar, estimular y sensibilizar a emprendedores sobre la importancia de construir y trabajar por proyectos que conduzcan a la diversidad cultural e iniciativas socioculturales que enmarquen las necesidades y visibilicen a las comunidades, es decir, que se apropien de los procesos que se dan al interior de las comunidades y así convertirse en emprendedores que forjan su propio desarrollo en los distintos contextos donde intervienen y que busquen fomentar la cohesión social en las distintas etapas de creación y gestión de una idea cultural emprendedora.

  • Paula Nathalia Matallana UNAL Manizales dice:

    En particular, los temas que forman la agenda político-social de esta década están relacionados con tres categorías básicas: la ciudadanía, la diversidad cultural y las democracias. El vínculo de estos tres pilares básicos constituye el principal factor de transformación social, política y cultural de nuestra época. Ningún nivel de decisión política, ningún agente colectivo puede decir que esta relación no le afecta de alguna forma. La gestión de la diversidad cultural requiere ser abordada desde la interdisciplinariedad, la transversalidad y el análisis multinivel

  • Ruby Grisales Universidad del Valle dice:

    El emprendimiento cultural es un reto estratégico para la construcción de nuevas esferas públicas democráticas que nos permitan repensar y fortalecer el acceso público a los productos y bienes culturales, mediante mecanismos mixtos de incentivos a las pequeñas y medianas empresas culturales locales, en estrecha coordinación, y amplia participación con el mercado y la sociedad civil.

    Los emprendimientos culturales son un elemento clave para la formulación de políticas culturales integrales y transversales que tengan como objetivo preservar la diversidad, fomentar la cohesión social, el desarrollo cultural local, y propiciar la creación de un espacio público local y nacional para su afianzamiento económico que favorezca la creatividad y la diversidad cultural, para ello valdría la pena incentivar la creación de redes y emprendimientos asociativos en este campo específico.

  • La industria cultural, está compuesto por el conjunto de personas, empresas, organizaciones e instituciones que utilizan el potencial de los valores tangibles e intangibles de una sociedad, para desarrollar bienes, productos y/o servicios que puedan ser mercadeados y a través de estas operaciones producen riquezas(económicas, culturales, ambientales), empleos, bienestar y desarrollo para la comunidad.

    Se basan en conocimiento cultural, generan derechos de propiedad intelectual o patrimonial, se desarrollan en entornos de riesgo y usan la creatividad, la imaginación, la invención y/o innovación como elementos centrales en su concepto de empresa

  • Paola Podestá EAFIT dice:

    La denominación con la que nosotros estamos trabajando en la Universidad EAFIT es “empresas de base cultural y creativa”. A continuación la definición, que parte de la diferencia entre ellas y las empresas de base tecnológica:

    Entendemos las EBCC como organizaciones económicas (en el sentido más amplio de la economía) cuya oferta de bienes y servicios está definida por los siguientes elementos:

    . El talento individual
    . La creatividad
    . La pertenencia al sector terciario de la economía que explota la propiedad intelectual
    . La existencia de un proceso empresarial implicado, centrado en la creación, producción y distribución de bienes y servicios
    . La existencia de un mercado al que van dirigidas
    . Su naturaleza cultural, es decir, aportan el componente cultural al tejido social y están innovando en la transmisión del acervo cultural de las comunidades humanas.
    . La búsqueda del bienestar, generación de trabajo y riqueza

    Por supuesto, he extractado los elementos más relevantes de una definición construida luego de consultar fuentes nacionales e internacionales, y derivada de una investigación titulada “Identificación y clasificación de los factores críticos de desempeño en empresas de base cultural y creativa”, realizada en 2009 por el Grupo de Investigación en Innovación y Empresarismo de la Universidad EAFIT.

  • Liliana Camargo dice:

    Emprendimiento Cultural es uno de los vehículos que algunos de los Seres Humanos elegimos para expandir nuestro propósito de vida, nos subimos a el con un maletín cargado de nuestros talentos, y dispuestos a CREAR una estrategia que nos conecte dentro de una RED humana consciente, para juntos construir intercambiando bienes y servicios, el MUNDO QUE QUEREMOS.

  • Diana Cifuentes dice:

    Gracias Liliana!