Este estudio indaga por las ventajas cuantitativas que tiene una ciudad con un centro histórico declarado y protegido, por la manera de llevar a cifras el valor cultural de este sector, por la representatividad económica que tiene el patrimonio urbanístico y arquitectónico en las finanzas urbanas y por la metodología de medición del valor de un bien de interés cultural. En el caso de Bogotá, su centro histórico fue declarado Monumento Nacional en 1963 y es uno de los lugares de mayor representatividad histórica, arquitectónica y patrimonialdel país.

ISBN: 958-698-125-8 Luis Alberto Zuleta J. y Lino Jaramillo Corporación la Candelaria; Convenio Andrés Bello 2003, 89 págs. Bogotá D.C., Colombia

Parte I
Parte II
Parte III
Parte IV 

Parte V

CONTENIDO

Introducción general

I. Valoración del patrimonio histórico: experiencia internacional
II. Política pública de conservación del patrimonio histórico
III. Impacto económico del Centro histórico en la economía bogotana