Jim Denevan es surfer, y cuando hay marea baja transforma la arena en lienzo